• Se repartieron 52 mDP entre diputados del PAN
  • Confirma empresario cordobés que ella misma se lo aseguró. Aceptaba el dinero o la mataban y prefirió el “moche”

Córdoba.- En sus declaraciones ante la Fiscalía General de la República (FGR), el ex director de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya Austin a caba de confirmar el reparto de 52 millones 380 mil pesos entre los legisladores (federales) del PAN para aprobar la Reforma Energética, según reveló el diario Reforma el viernes 24 de julio.
Lo anterior confirma que tanto senadAores como legisladores federales recibieron sobornos y/o amenazas para votar a favor de dicha Reforma. A través de las redes sociales circula un video en el que se observa a Tomás y a su hermana Leticia López Landero votando a favor, uno por el PRI y la otra por el PAN. En la redacción de este casa editorial se guarda una copia de dicho testimonial que es muy elocuente.
La alcaldesa niega haber recibido un “moche”, sin embargo, un empresario cordobés del que nos reservamos el nombre, ratificó a El Buen Tono que a èl personalmente, en sus oficinas, Leticia López le confesó que ella recibió dos millones de pesos para aprobar la referida reforma y que de no haberlo hecho, “la habrían matado”.
Cabe recordar que aunque según ella tenía mucho miedo, no fue capaz de deshacerse de ese dinero mal habido, por el contrario se quedó con todo y lo disfrutó con su familia. En todo caso pudo firmar, aceptar el dinero y venir a Córdoba a repartirlo entre necesitados, casas hogar, albergues o asilos, pero por ser codiciosa y corrupta, fue más fácil traicionar a México.
En su edición número 2282 del sábado pasado (25 de julio de 2019), la revista Proceso publica un artículo en el cual da cuenta de la manera en la cual operadores de Emilio Lozoya les revelan el “modus operandi” con el cual el gobierno de Enrique Peña Nieto “convenció” a los legisladores federales para aprobar la Reforma Energética en 2013.
Ahí mismo se informa que entre los diputados la suma repartida alcanzó 359 millones 200 mil pesos que se repartieron entre algunos integrantes de las bancadas del PRI, PAN, PANAL y PVEM bajo el capítulo de “Subvenciones Extraordinarias”, de tal suerte que es verídico que hubo “cañonazos” millonarios para legisladores.
Vale recalcar que, aunque ella lo niegue, el asunto de las supuestas amenazas de muerte que recibió y el “moche” de dos millones de pesos que aceptó, trascendieron de su propia boca, pues fue ella misma quien lo comentó a un empresario de Córdoba, al que entrevistamos este miércoles y dijo estar dispuesto a presentarse a declarar ante la instancias competentes. Dijo que ahora que supo de la solicitud del Derecho de Réplica, comprueba que además de corrupta y vende patria, es una cobarde y cínica, porque niega lo que ella misma le comentó en sus oficinas con todo lujo de detalles y, si es necesario, él se presentará ante la fiscalía para testificar.