La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, encabeza junto a la presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Rosario Piedra Ibarra, una reunión con familiares de víctimas de feminicidio o violencia contra las mujeres.

Al dar la bienvenida al grupo de cinco mujeres que permanecían al interior de las oficinas de la CNDH en el centro histórico, la funcionaria lamentó que se hubiera llegado hasta ese tipo de protesta por la falta de atención de diversas instancias como gobierno y fiscalías en los estados.

“Se vale que ustedes estén enojadas y que tengan esto reclamos, se vale porque no es posible que no tengan respuesta en años en lo que debiera ser una investigación rápida, expedita y eficiente”