in

Córdoba, una bomba de tiempo

Superiberia

Córdoba.- Con el paso de los años Córdoba se ha convertido en una bomba de tiempo, debido a la gran cantidad de gasolinerías y depósitos clandestinos de hidrocarburos que operan en la localidad, con el consentimiento de Francisco Portilla Bonilla, quien se ha valido de éstas para favorecer a sus amigos y obtener beneficios económicos mediante el supuesto desarrollo urbano.

Estos establecimientos operan sin importarle que carezcan de estudios de impacto ambiental, o el visto bueno de las autoridades de Protección Civil, inclusive, ante  las desesperadas peticiones de la ciudadanía,  quienes temerosos piden  frenar el crecimiento desmedido de este tipo de negocios.

Vicente Guerrero

Calderón robó Presidencia a López Obrador: Moreira

Hoy nos morimos a las 5 pm