Ixtaczoquitlán.- El exceso de velocidad y la pertinaz lluvia que se registró el pasado jueves, provocaron que una camioneta que circulaba sobre la autopista Puebla-Córdoba, volcara y quedara llantas arriba, a la altura del tramo conocido como El Trébol de Escamela. 

A pesar de lo aparatoso del percance, el chofer de la unidad logró salir ileso, mientras que los daños que sufrió su camioneta ascienden a poco más de 40 mil pesos, misma que fue remolcada a un corralón con apoyo de una grúa. 

Los hechos ocurrieron al filo de las 17:00 horas, cuando Cesáreo Isidro Cruz Perote, de 56 años de edad, quien tiene su domicilio en la colonia La Luz Francisco I. Madero de Córdoba, conducía una camioneta marca Ford Ranger color blanco, placas XV-446-86 del estado. 

NO REDUCE

LA VELOCIDAD

Según parece, el hombre tomó el distribuidor vial que se localiza a la altura del kilómetro 276, conocido como El Ramal, pero al parecer no redujo la velocidad y tras derrapar por el piso mojado, se volcó sobre su costado izquierdo. 

Por fortuna, Cruz Perote pudo salir de la unidad por su propio pie y fue auxiliado en el lugar por paramédicos de Protección Civil, aunque tras ser valorado no requirió ser trasladado a un hospital, por lo que esperó la llegada de elementos de la Guardia Nacional.