• También la omisión

XALAPA.- Tras advertir que la corrupción y la omisión no tienen cabida en el Poder Judicial del Estado de Veracruz (PJEV), la magistrada presidenta Isabel Inés Romero Cruz destacó que la nueva forma de impartición de justicia debe estar acorde con la alternancia política en el país que destaca el tema social. 
“Los Poderes se cimbran y el Poder Judicial no es la excepción. Prevalece en el país un nuevo modelo que impulsa lo social y privilegia a los que menos tienen y exige a la par austeridad en la administración pública”. 
Al presentar su  primer informe de actividades, Romero Cruz advirtió que hay una crisis de credibilidad de parte de la ciudadanía hacia los poderes. 
Esa crisis de credibilidad, resaltó, obliga al Poder Judicial a responder de manera colegiada, con principios de excelencia, profesionalismo, independencia, honestidad, eficiencia, imparcialidad, legalidad y objetividad previstas en la ley. 
En el primer informe de labores de la presidenta del PJEV estuvo presente el gobernador Cuitláhuac García Jiménez.