La astronauta de la NASA Kate Rubins ha cosechado los primeros rábanos cultivados a bordo de la Estación Espacial Internacional, como parte del experimento Plant Habitat-02.

El experimento prueba los rábanos que crecen en diferentes tipos de luz y suelos como parte de los esfuerzos en curso para producir alimentos en el espacio. Los rábanos se utilizan porque son nutritivos, crecen rápidamente y son genéticamente similares a Arabidopsis, una planta que se estudia con frecuencia en microgravedad.

En un video divulgado por la NASA se muestra acelerado el proceso de 27 días de crecimiento de rábano en la estación espacial para el estudio en 10 segundos