Superiberia

Los Ángeles.- La carrera contra el virus que causa la COVID-19 ha dado un nuevo giro: están apareciendo mutaciones rápidamente y, cuanto más tiempo se tarde en vacunar a la población, más probable es que surja una variante que pueda eludir las pruebas, el tratamiento y las vacunas actuales.

El coronavirus está ganando diversidad genética y las autoridades de salud dicen que la alta tasa de nuevos contagios es la causa principal. Cada nueva infección da al virus una oportunidad de mutar al copiarse, amenazando con deshacer el avance logrado hasta el momento para controlar la pandemia.

La Organización Mundial de la Salud pidió el viernes pasado 15 de enero del 2021, más esfuerzos para detectar nuevas variantes. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) dijeron que la nueva versión identificada por primera vez en Gran Bretaña podría ser la dominante en el país en marzo. Aunque no genera cuadros más graves, provocará más hospitalizaciones y muertes porque se propaga con mucha más facilidad, informaron los CDC, alertando de “una nueva fase de crecimiento exponencial”.

“Nos lo estamos tomando realmente muy en serio”, afirmó el sábado el doctor Anthony Fauci, el máximo experto del Gobierno estadounidense en enfermedades infecciosas, durante el programa “Meet the Press” de la televisora NBC.

Vecino