Ginebra.- Más del 90% de los países han visto los servicios de salud ordinarios interrumpidos por la pandemia de COVID-19, lo que pone a los avances en la atención médica logrados durante décadas vulnerables a desaparecer en un corto período, mostró una encuesta de la Organización Mundial de la Salud.

El organismo con sede en Ginebra ha advertido con frecuencia sobre otros programas vitales que se han visto afectados por la pandemia y ha enviado consejos de mitigación a los países, pero la encuesta arrojó los primeros datos de la OMS hasta ahora sobre la escala de las interrupciones.

“El impacto de la pandemia de COVID-19 en los servicios de salud esenciales es una fuente de gran preocupación”, dijo el organismo un informe sobre el estudio publicado el lunes. “Los principales avances en salud logrados en las últimas dos décadas pueden desaparecer en un corto período de tiempo (…)”.

La encuesta incluye respuestas de mayo a julio de más de 100 países. Entre los servicios más afectados se encuentran las inmunizaciones de rutina (70%), la planificación familiar (68%) y el diagnóstico y tratamiento del cáncer (55%), mientras que los servicios de emergencia se vieron perturbados en casi una cuarta parte de los países que respondieron.

La región del Mediterráneo oriental, que incluye Afganistán, Siria y Yemen, fue la más afectada, seguida de las regiones de África y el sudeste asiático, mostró. América no formó parte de la encuesta.