La Red Nacional de Comités de Participación Ciudadana (CPC) del Sistema Nacional Anticorrupción se pronunció en contra de la reforma anunciada por el Gobierno federal para comprar medicamentos e insumos médicos en el extranjero con la intermediación de organismos internacionales pues consideró que es “altamente discrecional”, lo que podría derivar en mayorcorrupción.

Consideró que la reforma aprobada por diputados y senadores para excluir de la aplicación de la Ley de Adquisiciones, Arrendamiento y Servicios a las contrataciones del sector salud que se realicen con la intermediación de organismos internacionales permite que el Gobierno federal contrate servicios sin los mecanismos de licitación no control de calidad necesarios.

“La exclusión de todo el régimen de contrataciones públicas a estas compras y servicios de salud impacta negativamente en la transparencia de la propia contratación. Mecanismos cerrados a la competencia tienen un mayor riesgo de corrupción”, indicó la red en un comunicado.