El Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, responsable del desarrollo de la vacuna “Sputnik V” contra la COVID-19, ha recibido una subvención para la creación de un medicamento contra el coronavirus análogo al que tomó el Presidente de EU, Donald Trump, durante su tratamiento hospitalario, ha destacado a la agencia TASS el director del centro, Alexánder Gíntsburg.

Según el director, uno de sus laboratorios ahora trabaja exclusivamente en el desarrollo de un fármaco basado en anticuerpos monoclonales. “En realidad, estos son los anticuerpos que protegen [contra el virus y se encuentran] en el plasma de los enfermos, sólo que se obtendrán mediante un método de ingeniería genética fuera del cuerpo humano y en forma concentrada”, ha explicado Gíntsburg. “Para finales del próximo año, creo que les hablaré de los resultados positivos y, tal vez, incluso antes, en otoño”, ha precisado el director.