CDMX.- Al aseverar que “el eslabón más débil de México se llama procuración de justicia”, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, dijo que en el País hay un hecho irrefutable: “el sistema de justicia para que funcione requiere de ajustes y avances importantes”.

En ese sentido, durante la reunión de Órganos Consolidadores del Sistema de Justicia Penal, convocó a los responsables de los sistemas de justicia penal del País a instalar en sus estados mesas semanales en esta materia, en aras de que “se hablen entre sí todos los actores de este sistema”.

“Tenemos que avanzar, tenemos que transformar esto (el sistema de justicia), dado que no responde a las necesidades del País”, anotó, al recordar que dos veces se detuvo al jefe del Cártel de La Unión Tepito, Óscar Andrés Flores, alias “El Lunares” y dos veces fue liberado, razón por la que, a la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, “no la calentaba ni el Sol”.

Por ello, propuso no sobresaturar a fiscales para que hagan su trabajo de forma efectiva y se aboquen a investigar delitos como el feminicidio, violencia contra niños, secuestros y, en general, delitos de alto impacto que más agraden y conmocionan a la sociedad.

“Me pueden decir que no (que el sistema de justicia no requiere ajustes), pero la realidad es otra: la realidad es que la gente no tiene acceso a la justicia y no tiene un verdadero sistema de justicia que responda a la realidad que vivimos y que es una realidad muy complicada y compleja”, dijo.