El cuerpo de George Floyd llegó a una iglesia de Houston el lunes para el último funeral público del afroestadounidense cuya muerte a manos de un policía de raza blanca en Minneapolis desató protestas en todo el mundo y exhortos a reformar el sistema policial en Estados Unidos.

Sus restos llegaron en un féretro dorado que fue escoltado por policías de Houston hasta la iglesia Fuente de Oración. Un periodo de seis horas de acceso público estaba programado para iniciar después del mediodía.

Antes de la llegada del ataúd, trabajadores de la iglesia realizaron un enorme arreglo floral, en uno de cuyos lados rosas blancas formaban un corazón y las iniciales “BLM”, de la frase Black Lives Matter, fueron creadas con rosas azules en la parte superior del corazón. El otro extremo del arreglo floral tenía rosas rojas formando un puño levantado.