Córdoba.- Sin definirse aún la situación del Rastro Municipal, señaló el síndico Luis Díaz Barriga, quien resaltó se ha cumplido con todos las recomendaciones que la Cofepris hizo al momento de la clausura parcial de este matadero, quedando únicamente laborando la parte de cerdos.

“No sabemos para cuando la Cofepris quiera reanudar labores en la parte de bovinos, al municipio le cuesta mucho dinero el que sólo labore parte de las instalaciones, ya que lo fuerte en ingresos lo representan la matanza de bovinos”, dijo.

El entrevistado destacó que se debe agilizar la situación antes de que cueste más dinero a esta administración, ya que hay personal que están siendo rebuscados en otras áreas, en lo que se reanudan las labores y se normaliza la matanza.

El funcionario mencionó que sería una buena opción buscar la reubicación del rastro en otra parte del municipio, y allí hacer una inversión adecuada para que las instalaciones cuenten con las medidas de higiene que se requieren, así como una planta de tratamiento de aguas que ha sido el mayor problema en el rastro.

Sobre la insistencia del propietario del rastro de Cuitláhuac, para que se clausure de manera definitiva este rastro, el edil señaló que lo que se manifiesta es el interés al verse o así considerar beneficiarse, y que la matanza se traslade a su rastro.

Por lo pronto, habrá que esperar que la dependencia federal se moleste en notificar a esta administración sobre la situación que guardará este rastro, y de allí partir para saber si se reanudan las hostilidades de manera normal.

Sobre el señalamiento del cierre podría incrementarse la matanza clandestina, señaló que eso es difícil de predecir ya que hay introductores que están llevando sus animales a otros rastros y no necesariamente al de Cuitláhuac.  

 

Ricardo Jácome 

El Buen Tono