Córdoba.- Bien inició el año el Registro Federal Electoral (RFE) en Córdoba, con una alta demanda de credenciales, aunque más en la zona rural, mencionó Pablo Krauss López.

Destacó, fueron dadas de baja 7 mil personas del padrón electoral, las cuales no renovaron su mica.

Recordó que en el año anterior, se inició la campaña para la renovación de credenciales con terminación 19, con un  promedio de 15 mil micas, actualmente quedaron 7 mil, las cuales a partir del 1 de enero perdieron vigencia.
De tal forma que cerraron el 2019 con 7 mil identificaciones que no fueron canjeadas, por lo que se dan de baja del padrón electoral, es decir, quienes no realizaron el trámite deberán acudir a las oficinas, pero su trámite lo presentarán como una nueva inscripción.

En cuanto al tema de producción, como ejemplo mencionó, tan sólo en la zona de San Rafael Calería se realizaron 92 trámites, cifra que se considera alta para el módulo semifijo, en donde se realizan todo tipo de trámites.

“Estamos teniendo muy buena respuesta en esas zonas, tomando en cuenta que es un módulo que sólo labora por la mañana a diferencia del módulo fijo”.