Superiberia

Omealca.- Con una procesión con las exequias del sacerdote Raúl Almanza Nieto por las principales calles de la cabecera municipal y la carretera estatal Omealca-Matatenatito y el tema Amigo, la población católica despidió al representante de Dios en Omealca. 

Los gritos de viva y porras para quien durante más de tres años estuvo en el municipio, a donde llegó desde el 17 de julio del 2017 para predicar la palabra de Dios, se escucharon a lo largo del camino.

Decenas de feligreses, entre ellos catequistas, acólitos y personas que estuvieron con el padre Almanza, recorrieron más de dos kilómetros de camino a rayo de Sol. Algunos, con la tristeza que los acongojaba una gran pérdida y otros, en silencio, escoltaron la urna que contenía las cenizas. Sólo se escuchaban las sirenas de una patrulla y una ambulancia de Protección Civil.

El golpe fuerte fue frente a la iglesia de San José. Las campanas repicaron por última vez, al paso de los restos del padre Almanza, de ese personaje que fue sacado de la iglesia, el miércoles pasado por una complicación de su salud y ya no volvió.

La feligresía dejó rodar unas lágrimas sobre sus mejillas, porque ya no volverá a ver a ese personaje que, a diario, daba alegría e impulso a la gente para seguir adelante, para cuidarse y no arriesgarse por la pandemia del Coronavirus.

El luto en el municipio es palpable. Las calles se encuentran despobladas y sólo unos cuantos feligreses llegaron a la misa que se transmitió a través de las redes sociales en honor al sacerdote, Raúl Almanza.

Para algunos es una triste despedida, para otros, darle gracias a Dios por haber enviado a un gran sacerdote al pueblo de Omealca, donde se le cobijó y se ganó el respete de todo el pueblo, por sus enseñanzas, por la alegría que ponía al participar en los festejos religiosos, entre ellos al Santo Patrono San José y a la Virgen María.

La casa parroquial fue la última morada de las exequias del padre Raúl Almanza, donde una gran parte de la feligresía rompió en llanto, al escuchar el tema Amigo que entonaron para quienes consideran un gran hombre, un personaje y un amigo que dejó muchas enseñanzas y a quien ya no volverán a ver físicamente, pero que hizo mucho por el pueblo al que llegó y recopiló información para plasmar su historia en un libro que no terminó.

Vecino