México, D.F.- Un joven mexicano de 13 años recibirá una indemnización de 24 millones de dólares en Estados Unidos, tras haber quedado parapléjico al recibir un disparo de un agente de la policía de Los Ángeles en diciembre de 2010, dijeron fuentes de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

El veredicto de un jurado estableció que el joven, cuya identidad no ha trascendido, percibirá de parte de la Policía de Los Ángeles “14 millones para tratamiento y atención por su condición de parapléjico y los otros 10 como una especie de daños punitivos”, explicó el director general de Protección a los Mexicanos en el Exterior de la Cancillería, Roberto Rodríguez Hernández.

La fuente diplomática señaló que una porción del juicio por los daños punitivos aún está siendo dirimida en los tribunales estadunidenses.

Los hechos se remontan al 16 de diciembre de 2010, cuando un agente de la policía del Condado de Los Ángeles “disparó en contra de un menor que en realidad no estaba armado”, sino “jugando con otros”.

La bala “pegó en la columna” vertebral del joven, cuya familia procede del estado de Guerrero, “y dañó permanentemente” al menor, que quedó parapléjico.

El alto funcionario explicó que en el momento de los hechos el joven portaba una pistola de juguete porque estaba jugando con otros y el agente no le advirtió de que le iba a disparar,  “no había razón para que el oficial actuara de esa manera”.

Agencias