Papantla.- La reportera del Diario de Xalapa, María Elena Ferral, fue asesinada de al menos ocho disparos de arma de fuego al ser atacada  por hombres armados durante la tarde de ayer.

Aún con vida fue atendida por paramédicos y trasladada para su inmediata  atención médica, ya que su estado de salud era reportado como grave.

La agresión a la comunicadora originó la movilización de elementos de las diferentes corporaciones policiacas, locales, estatales y federales, pero no se tuvo reporte de personas detenidas. 

Por tierra y aire se realizó  un operativo para tratar de localizar y detener a los responsables, pero no se tuvo éxito, logrando escapar burlando la nula vigilancia policial. 

El lugar donde quedó varado su automóvil Nissan March, color  blanco,  con placas de circulación UBE- 3835, fue acordonado por elementos de la Policía Municipal para preservar la escena y evitar la alteración de evidencias.

Personal de la Fiscalía Regional de Justicia fue el encargado de tomar conocimiento y realizar las diligencias correspondientes en coordinación con Peritos en Criminalística que llegaron para llevar a cabo una inspección ocular.

Horas más tarde, cerca, de las 20:00 la reportera de la zona norte del estado, murió en el Hospital Regional de Poza Rica, debido a la gravedad de las heridas producidas por proyectiles de arma de fuego que recibió al ser atacada.