• señala vicario

Orizaba.-  A fin de terminar con la cadena de contagios de Covid-19 que está robando la vida, la paz y la alegría de muchas familias, mediante el cuidado de su propia salud, el vicario de la Catedral de San Miguel Arcángel, Javier Yael Cebada Tejeda, instó a sumar esfuerzos para que cada persona desde su ‘trinchera’ haga fuerza.
Pidió a los incrédulos que se den la oportunidad de platicar con las personas que han sido contagiadas con esta enfermedad, o que en su defecto, han perdido a un ser querido.
“No creo que sea ‘show montado’ lo que tantas personas en otros lugares, como la Ciudad de México, pero también aquí en Orizaba, platican con lágrimas y con un corazón real; yo pediría dénse la oportunidad de preguntarle a alguien, porque ya en Orizaba tenemos muchos contagios, en ese sentido, que se den la oportunidad de platicar y escuchar cómo la pasaron y quiénes perdieron familia, yo conozco personas, seguramente todos conocemos a alguien y aquí en la misma iglesia y bueno, es parte de la hechura humana, más bien también hay que correr y pasar la voz de que esto no es un invento, es real y sí nos está afectando a
todos”.
Agregó que con esto no es más que el reflejo de la cultura que se tiene en el país, relacionado a la salud y muchos logran cambiar su pensamiento hasta que ocurre una desgracia en casa o lo viven en carne propia.