Orizaba.- Elementos de la Procuraduría General de la República, en coordinación con la Policía municipal realizaron un operativo en contra de material pirata, esto después que las disqueras y compañías cinematográficas constantemente lo soliciten al Gobierno Federal; en el operativo se decomisó un promedio de 5 mil piezas.

Elementos de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) realizó la mañana de ayer un operativo sorpresa a los vendedores de discos y películas pirata, en esta zona Centro iniciando en la ciudad de Orizaba en donde catearon un promedio de tres establecimientos en donde decomisaron cientos de discos y películas que se exhibían en las vitrinas.

El operativo sorpresa causó expectación entre los clientes que se encontraban en el interior de las tiendas, los cuales tuvieron que ser retirados por los uniformados para poder desalojarlos.

Durante la movilización no hubo personas detenidas ya que en los establecimientos sólo se encontraban los empleados de los dueños de los mismos.

De acuerdo al personal federal, estos operativos los realizan de manera constante ya que tanto las empresas disqueras como las cinematográficas solicitan a la procuraduría intervenga para que no se vendan más películas pirata, las cuales no dejan ganancias a los productores y artistas.

El operativo se prolongó por la región norte de esta zona, por lo que se trasladaron por los municipios de Río Blanco, Nogales y Mendoza, haciendo así un total de 10 establecimientos con un total de 5 mil piezas apócrifas las decomisadas por esta corporación.

Cabe señalar que el operativo estuvo en conjunto con elementos de la Policía municipal quienes auxiliaron a los federales para asegurar la mercancía.

Omar Celiseo V.

El Buen Tono