GUANAJUATO.- La Cruz Roja de Salamanca, Guanajuato, interrumpió de forma indefinida sus servicios ante la violencia que se registra.

La decisión se da luego de que un grupo de delincuentes atacara a una de sus ambulancias, informó ayer domingo la institución:

“Cruz Roja Mexicana Delegación Salamanca cierra sus puertas hasta nuevo aviso por cuestiones de seguridad. No se brindará servicio médico en sus instalaciones ni se atenderán urgencias con las ambulancias; este cierre se debe a “ciertos acontecimientos violentos en los que se vio expuesto nuestro personal”.

Agregó: “Pedimos a toda la ciudadanía comprensión, todos los que somos voluntarios en esta noble institución creemos en su misión llena de un espíritu humanitario que nos guía, pero en este momento debemos cuidar nuestra integridad”.