• Tras tocar tierra en Luisiana

Luisiana.- El huracán Delta se degradó a tormenta tropical a pocas horas de haber tocado tierra como categoría 2 en Luisiana, Estados Unidos, por lo que hay vientos máximos de 75 kilómetros por hora, así como marejadas ciclónicas e inundaciones en buena parte del suroeste de Luisiana y partes de Texas.
El alcalde Nic Hunter informó que Delta ocasionó varios daños en inmuebles de Luisiana, así como inundaciones y árboles caídos.
“En estos momentos estoy en un edificio que tiene una lona encima y sólo el sonido de la lona que se azota contra el edificio suena como si alguien estuviera golpeando con un mazo sobre el edificio. Es bastante intenso”, dijo.
En Lake Charles, a unos 50 kilómetros tierra adentro de donde Delta tocó tierra, hay filtraciones de agua en techos de viviendas, que incluso continúan con daños ocasionados por el huracán Laura.
“Está lloviendo realmente fuerte; está inundándose; el viento es fuerte. Estoy bien. No estoy preocupado por nada, sólo orando que todo salga bien”, dijo Ernest Jack, un habitante de la zona.
En la localidad de Lake Arthur, los vientos de Delta arrancaron las tejas del techo del hotel L’Banca Albergo, un hotel boutique de ocho habitaciones en lo que solía ser un banco.
“Probablemente no quede una sola teja en este hotel”, dijo la propietaria Roberta Palermo mientras el viento soplaba con fuerza en el exterior.
Palermo dijo que se quedó sin luz y podía ver pedazos de metal saliendo del techo de un edificio de 100 años de antigüedad del otro lado de la calle y a cestos de basura “volando” por las calles. “Hay muchos cables de luz caídos por todo el lugar. Hay inundaciones muy profundas en algunos puntos”, dijo el huésped Johnny Weaver.