Orizaba.- En el marco del Día de la Familia que ayer celebraron los católicos, la Iglesia pidió frenar su deterioro y desprestigio ante la unión de parejas del mismo sexo y que se regrese al modelo tradicional, del que son ejemplo José, María y el niño Jesús. 

El sacerdote oficiante que sustituyó al obispo, Marcelino Hernández Rodríguez pidió por los gobiernos que contribuyen a dañar la organización con la aprobación de leyes que permiten el matrimonio de hombre con hombre y mujer con mujer.

También dio a conocer que mañana inicia la 46 Jornada Mundial de la Paz y se refirió al mensaje del papa Benedicto XVI en el sentido de que los católicos deben esforzarse por la construcción de la concordia en todo el mundo, empezando por el hogar.

 

Omar Celiseo V.  

El Buen Tono