• Indica investigador
  • Si a las personas se les diagnostica en tiempo, se les podría tratar correctamente y evitar que haya casos severos

Agencia

Xalapa.- A pesar del extenso trabajo en la búsqueda de una vacuna contra el dengue, a la fecha no hay un tratamiento específico, sólo campañas para controlar el vector, pero si se hacen diagnósticos oportunos se puede evitar que el paciente presente formas severas de la infección y entre en una fase crítica. 
El integrante del Centro de Investigaciones Biomédicas (CIB), de la Universidad Veracruzana (UV), Luis Alberto Sánchez Vargas, informó lo anterior e indicó que los primeros esfuerzos en la búsqueda de la vacuna se dieron en 1929 por varios especialistas.
El Doctor en Ciencias Biomédicas por la UV, ofreció la conferencia “Dengue: teorías sobre la inmunopatogénesis y estado actual de las vacunas”, dentro del Simposio Internacional “Pasado, presente y futuro de la investigación biomédica”. 
Precisó que en 1945 Sabin y Schlesinger reportaron la primera dosis y a partir de 1970 otras más entraron en fase preclínica y clínica. A la fecha, la que fue autorizada para su comercialización es Dengvaxia (CYD-TDV), desarrollada por la empresa Sanofi Pasteur. 
Sin embargo, destacó que generó polémica al carecer de las proteínas que están asociadas a la inducción de respuesta de las células T, que se cree no existen en personas que la recibieron. 
“Estudios en ratones demostraron que cuando hay presencia de anticuerpos puede haber este mecanismo y cuando hay células T, que son específicas al virus del dengue, el efecto se puede ver neutralizado”, expresó el ponente.
Por lo anterior, Sánchez Vargas considera que se requiere de una vacuna que dé respuesta balanceada de inmunogenicidad a los cuatro serotipos del dengue, que proporcione protección duradera después de una primera infección, que sea de fácil aplicación, transporte y almacenamiento, que su costo sea accesible y útil a personas expuestas y no expuestas al dengue.