Cuitláhuac.- Con la complacencia de las autoridades viales los elementos de la dirección de Tránsito del Estado, han hecho  del centro de esta ciudad su lugar de operación, para extorsionar a los automovilistas que requieren realizar algún trámite y dejan estacionado su vehículo, ya que dicen es área restringida por lo que les piden dinero para evitar que la grúa se lleve las unidades, un pago mínimo de 150 pesos de acuerdo a la unidad será la sanción.

Algunos de los automovilistas afectados que prefieren guardar su identidad para evitar represalias, afirmaron ser gente del campo que llegan con la intensión de comercializar sus productos y estacionan sus camionetas cerca del mercado, al no haber señalamientos de que no se pueden estacionar en esa zona, al regresar se encuentran con un elemento vial quien está acompañado de una grúa quien espera la instrucción para encadenar la unidad si el propietario no paga su cuota.

Esto se registra durante el día en varias ocasiones y los elementos se van rotando para evitar ser identificados por los afectados quienes están prefiriendo vender sus productos en el camino que llegar a esta ciudad para ser estafados por estos malos elementos.

Y es que Sergio Roa Fernández, delegado de Tránsito en Yanga únicamente señala que denuncien a los elementos ante las autoridades, por el abuso de autoridad en que se está incurriendo, pero como no se va a hacer nada los afectados prefieren no perder su tiempo.

Por parte el alcalde Ambrosio Borbonio Anne, sólo se ha limitado a señalar que es un tema que no le incumbe, al ser trabajadores del gobierno estatal y no del municipio.     

Con tal contestación “Bocho” sólo suma más ejemplos de su mal gobierno, despreocupado por las necesidades de su municipio. Para el edil es más importante traer el circo para que se diviertan los asistentes a la liga invernal, que los problemas que vive Cuitláhuac: basura, abandono, inseguridad y la falta de servicios.

 

Ricardo Jácome Zavaleta

El Buen Tono