• URGE REHABILITACIÓN
  • Además de no hacer nuevas obras, no mantienen las que ya estaban, Ayuntamiento corrupto y mediocre, comentaron los vecinos 

Córdoba.- El nulo mantenimiento al Paseo “turístico” del Río San Antonio, lo ha convertido en un sitio deplorable y solitario, donde abunda la basura, las alimañas, zonas enmontadas y el difícil acceso a distintos puntos del mismo, inclusive es considerado un terrible foco de infección que afecta a los vecinos que habitan a las orillas del afluente.
En un recorrido por el lugar, se pudo constatar el deterioro derivado de la falta de compromiso de las administraciones, quienes en 2014 apostaron por una rehabilitación que si bien, no fue total, representó una inversión considerable en miras de un atractivo turístico que asemejara al de Orizaba, dando como resultado un proyecto inconcluso y con poca visión. 
Los barandales desprendidos, las luminarias inservibles, el moho en el suelo y los neumáticos viejos, enmarcan una triste escena que contrasta con lo pintoresco de algunas viviendas que fueron decoradas con colores vivos y murales aún intactos, como muestra del abandono de autoridades y de los cordobeses quienes no se acercan al lugar por obvias razones. 
“Ya no nos hicieron caso, presidentes van y vienen, pero no se da el apoyo necesario para poner bonito el lugar, la gente así no quiere venir y más porque ya entrada la tarde se juntan personas a beber o a fumar y tampoco hay seguridad”, aseveró una
habitante.
El recorrido de poco más de cinco kilómetros, podría ser de gran atractivo natural e ideal para la realización de actividades al aire libre, no obstante, el caminatorio carece de vigilancia y su rehabilitación ha quedado solamente en un intento fallido por el Ayuntamiento, que en 2018 contemplaba la instalación de espacios dedicados a la cultura y el arte, área de ejercitadores e incluso para el
ecoturismo.