Las fuerzas de seguridad guatemaltecas enviaron a más de 2 mil migrantes hondureños de regreso a su país en los últimos días, dijeron las autoridades el sábado, disolviendo la mayor parte de una caravana que buscaba llegar a Estados Unidos en busca del sueño americano.

En medio de la pandemia y con sus pocas pertenencias a cuestas, unos 3 mil inmigrantes irrumpieron el jueves en Guatemala, procedentes de Honduras, en la caravana más grande desde que los gobiernos de la región cerraron susfronteras para prevenir la propagación del coronavirus.

Esperamos que sigan regresando el fin de semana debido a las medidas que han tomado autoridades guatemaltecas”, declaró Lisandro Vallecillo, portavoz del Instituto Nacional de Migración de Honduras.