La Navidad
  • Desde un tanque de una planta termoeléctrica

RUSIA.- Hace una semana se derramaron 21 mil metros cúbicos de combustible desde un tanque de una planta termoeléctrica en Norilsk, en Rusia, al sufrir daños en su estructura.
Según la compañía metalúrgica Nornickel, la descongelación del permafrost habría desestabilizado los soportes de los tanques de combustible, informó Sputnik News, por lo que el accidente podría atribuirse al cambio climático.
Por el incidente se decretó un régimen de emergencia en Krasnoyarsk, así como en las áreas cercanas a las zonas afectadas.
El agua en la zona ha adquirido un tono rojizo debido a los combustibles derramados, causando graves afectaciones.