CDMX.- Entre abril y mayo se dieron de baja 9 mil 984 patrones del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), con lo cual quedaron registrados 997 mil 767 empleadores.

A pesar de algunos apoyos en créditos y en el diferimiento del pago de cuotas obrero-patronales, en abril se perdieron 6 mil 689 registros y en mayo fueron 3 mil 295.

Según datos del Instituto, la tasa de crecimiento anual de los patrones fue de 0.9 por ciento en mayo.

El centro del País continúa en semáforo rojo, por lo que sólo actividades económicas esenciales están operando junto con una movilidad limitada para el resto de la población, por lo que muchos negocios formales han tenido que cerrar actividades y darse de baja en el IMSS.

Los créditos de 25 mil pesos a la palabra que se han dispersado a través del IMSS resultan insuficientes para conservar empleos y que las empresas subsistan, según representantes empresariales.

“Eran créditos que además tienen una tasa de interés y que prácticamente de todos los posibles beneficiarios que pudieran acceder al crédito sólo 30 por ciento de ellos lo tomaron.

“La cantidad no llega a ser ni una aspirina porque si acaso alcanza para pagar dos salarios de un trabajador promedio que gane 9 mil pesos sin prestaciones”, afirmó Armando Guajardo, presidente de la Comisión Laboral de Coparmex.

Añadió que la cifra del número de patrones que se perdieron tenderá a revertirse en función del regreso a la nueva normalidad de las empresas, aunque los negocios sobrevivientes ya no serán los mismos.

“Esto puede ayudar a revertir. Sin embargo el daño de tres meses, la pérdida del mercado, perdida de clientela y proveedores significa que los empresarios tienen que volver a reconstruir prácticamente el negocio, muchos de ellos inclusive se han estado reconvirtiendo, de un tipo de negocio que tenían, han abierto otro para subsistir”, subrayó Guajardo.

La Cámara Nacional de la Industria de la Transformación anticipó que las medidas de confinamiento y la falta de apoyos por parte del Gobierno podrían provocar que 250 mil empresas cierren definitivamente.