Una investigación liderada por científicos chilenos descubrió el primer “Neptuno Ultra Caliente”, un tipo de planeta considerado una “bestia rara” y ubicado a 260 años luz de la Tierra, una distancia relativamente cercana en términos astronómicos.

El planeta, que responde al nombre científico de LTT 9779 b, es un poco más grande que Neptuno pero tiene el doble de peso, una densidad similar y orbita tan cerca de su estrella que su año dura solo 19 horas y su temperatura se eleva por encima de los mil 700 grados Celsius.

Según la investigación, publicada este lunes por la prestigiosa revista Nature, la temperatura de este nuevo cuerpo celeste ofrece una oportunidad única para estudiar las atmósferas planetarias fuera del sistema solar.