La Fiscalía de Agrigento, Sicilia, ordenó hoy la incautación del barco Open Arms y el desembarco inmediato de los 98 migrantes, entre ellos varias mujeres, que aún permanecen en la embarcación, que lleva 19 días varada frente a las costas de la isla italiana de Lampedusa.

El anuncio se da luego que el procurador de Agrigento, Luigi Patronaggio, realizó una inspección sobre el barco de la organización española Open Arms, que el pasado 1 de agosto rescató en el Mediterráneo a unos 121 migrantes, y días después a otros 39 para tener un total de 160 a bordo.