Córdoba.-  Vecinos de la colonia La Luz Francisco I. Madero, a la entrada a San Román, se ven afectados por el retraso en la construcción de banquetas, en la avenida principal, entre calles 8 y 10, debido a que se les dificulta entrar y salir a sus casas, e incluso hay enfermos en sillas de ruedas, que tienen que ser levantados por varias personas.

Y es que los trabajos llevan más de 15 días, y se desconoce cuándo serán concluidos.

La familia López Hernández, dio a conocer que desde hace 15 días, trabajadores de Obras Públicas llegaron a romper las banquetas, y hasta el momento se encuentran construyendo las guarniciones, por lo que abrieron zanjas y colocaron moldes de acero y estacas, que representan peligro.

Indicaron que un miembro de esa familia se encuentra enfermo y utiliza silla de ruedas, por lo que ayer tuvieron que levantarlo entre varias personas, para poder sacarlo a la calle y llevarlo a consulta médica.

“Los trabajadores dijeron que ya el sábado iba a estar arreglada esta parte y no cumplieron. Ahora, el próximo lunes tenemos otra consulta y será otro martirio para volver a sacar a mi esposo”, dijo una ama de casa.

Si de arreglar banquetas se trataba, se podría haber empezado por mejorar aquellas en las que se ha permitido la construcción de enormes escalones, entradas para sus automóviles, o inclusive en aquellas en las que los comercios se han apropiado de ellas, mismas que carecen de rampas para discapacitados.

Si el Gobierno municipal busca apoyar a la ciudadanía cordobesa, hay que recordarle que la población discapacitada también forma parte de sus gobernados, por lo que se deberían tomar en cuenta acciones que no los perjudiquen como se está haciendo.

 

De la redacción

El Buen Tono