Orizaba. – Teniendo como escenario la puerta principal del Hospital Regional General de Orizaba, autoridades municipales y de salud develan un monumento en homenaje a quienes están en la primera trinchera y las víctimas del SARS-CoV-2.
En Orizaba, se estima que sean unas 300 las personas que perdieron la vida al tratar de enfrentar este terrible virus, y no sólo se hace este homenaje para el personal de salud, también. A Bomberos, personal de Protección civil, elementos de la policía municipal, de limpia pública entre otros.