La ciudad estará localizada en China. El arquitecto italiano Stefano Boeri ha sido el artífice de este increíble diseño. Contará con alrededor de un millón de plantas de más de 100 especiesdistintas y 40 mil árboles que absorberán casi diez mil toneladas de CO2 y 57 toneladas de contaminantes.

Este proyecto ecológico ayudará a disminuir la temperatura promedio del aire, mejorará la calidad del aire local, creará barreras naturales contra el ruido, generará hábitats para todo tipo de especies y mejorará la biodiversidad de la región.

La ciudad verde será autosuficiente, ya que funcionará con fuentes de energía renovables como la solar o la geotérmica. La vegetación está diseñada para recorrer los balcones y los tejados de una serie de rascacielos que abarcan 175 hectáreas a lo largo del río Liujiang, en la zona montañosa de Guangxi.