• Hay dos lesionados
  • Ambos percances se dejaron fuertes daños materiales por miles de pesos

Orizaba.- Dos accidentes vehiculares se registraron el día de ayer en diferentes tramos de la autopista Puebla-Córdoba, dejando como saldo a un lesionado y daños materiales estimados en varios miles de pesos.
El primero de estos se suscitó a las 10:30 horas, cuando un vehículo familiar marca Chevrolet de color azul, con placas de circulación foráneas, transitaba sobre el carril de ascenso de la también llamada carretera 150-D.
Fue a la altura de las gasolineras Las Gemelas que el vehículo fue impactado por otro automóvil, que lo hizo chocar contra la barra de contención, quedando herido el conductor de la unidad, aunque no de gravedad.
Al lugar arribaron paramédicos de Capufe que le brindaron los primeros auxilios y lo canalizaron a un hospital de la zona para su valoración, mientras que los ocupantes del otro vehículo lograron salir completamente ilesos.

SE SALE DEL CAMINO
Horas después del percance anterior, en Ixtaczoquitlán, un vehículo marca Chevrolet Sonic de color blanco, con placas YLC-15-94 de Veracruz, se salió de la superficie de rodamiento y acabó siniestrado a la altura del kilómetro 281.
Según parece fue el exceso de velocidad lo que hizo que el conductor perdiera el control del volante y el vehículo acabó incrustado de “trompa” dentro de una zanja, que está a un lado de la carretera.
Fueron paramédicos de Caminos y Puentes Federales (Capufe) quienes arribaron al lugar para brindarle atención médica al automovilista, quien no requirió traslado a un
hospital.
Por su parte, efectivos de la Guardia Nacional, División Carreteras, realizaron los peritajes correspondientes y luego de concluirlas, ordenaron el arrastre del vehículo siniestrado al corralón de una empresa de grúas.