Soledad Atzompa.– La amenaza de manifestación y bloqueos carreteros de 5 mil pobladores surtió efecto para doblegar al gobernador, Cuitláhuac García Jiménez, y lograr que visitara el municipio junto con titulares de diversas secretarías del Estado para escuchar y dar respuesta a sus demandas de construcción de caminos, salud y educación.

Si no recibían respuesta de las autoridades estatales, los habitantes se manifestarían hoy en el Palacio de Gobierno, en Xalapa, al mismo tiempo de bloquear la autopista México-Veracruz y la carretera estatal Orizaba-Tehuacán.

Al principio las autoridades estatales pretendían reunirse a puerta cerrada con representantes comunitarios y del Ayuntamiento, pero fueron obligados a dar la cara ante 600 pobladores congregados en la explanada municipal.

Tras emitir su discurso delegando la responsabilidad de la falta de obras a las administraciones estatales pasadas, los funcionarios  ingresaron al Ayuntamiento para sostener una reunión prolongada. 

Pobladores retuvieron al Gobernador por unos minutos debido a que se quería ir, pero lo obligaron a firmar los acuerdos, lo que provocó un conato de enfrentamiento que no pasó a mayores.

Acuerdos

El Gobernador se comprometió en 12 puntos: la SIOP construirá 10 muros de contención en tres tramos carreteros, entre ellos Xonotla-Monterrey-Tlatzala-Tlatilpa. A más tardar el 31 de marzo, la SSP tendrá que construir una caseta de vigilancia, colocar seis sistemas de videovigilancia en diversas localidades, habilitar un arco de seguridad que detecte autos robados y la actualización de armamento de 31 elementos con licencia para portación de armas. La CAEV tendrá que dotar de agua potable al Centro de Salud con Servicios Ampliados (CESSA), construir una planta de tratamiento en Atexcalco, red de drenaje sanitario que beneficie a seis localidades.

Por último en la minuta de acuerdos se estableció que los pobladores estarán pendientes de que la SEV culmine las obras que anunció ayer en cinco escuelas de diversas localidades, con una inversión de 6 millones 600 mil pesos. Al final, los inconformes quedaron agradecidos.