Los piratas informáticos han sido imputados por supuestamente robar información sobre proyectos de vacuna contra el covid-19 y de violarla propiedad intelectual de compañías en Estados Unidos y otros países, informó hoy el Departamento de Justicia estadunidense.

Los dos ciudadanos chinos están acusados también de ataques contra activistas de los derechos humanos de Estados Unidos y Hong Kong, dijo el asistente del fiscal general para la Seguridad Nacional, John Demers.

Ambos trabajaban para el Ministerio de Seguridad Estatal de China, dijo Demers. 

En un documento judicial publicado este martes, las autoridades de Estados Unidos dicen que los ciudadanos chinos Li Xiaoyu y Dong Jiazhi participaron en una campaña de ciberespionaje de varios años que implicó el robo de diseños de armas, información sobre fármacos, código fuente de software y más.