Córdoba.- De nueva cuenta propietarios de bares y cantinas se reunieron en los bajos del Palacio Municipal, en espera de una solución a su problema, provocado por la emergencia nacional del Covid-19, aunque recibieron un rotundo “no” para la apertura de sus negocios, esperan un apoyo para brindárselo a sus trabajadores. 

Un grupo de encargados de bares y cantinas, se reunió la mañana de ayer con personal del Ayuntamiento y de Comercio, para solicitar de nueva cuenta abrir los fines de semana sus negocios, para disminuir la situación económica que viven. 

El cierre es definitivo hasta el 30 de abril, pero el 15 sostendrán una reunión con las autoridades municipales, para solicitarles un recurso económico y brindárselo a sus empleados, ya que necesitan un soporte para aguantar la contingencia. 

Fueron cerca de 45 personas los que se reunieron, para solicitar este recurso; sin embargo, la ciudadanía menciona que es una inconsciencia abrir estos negocios, pues podrían representar un “foco” de infección.