• A pesar de manifestaciones
  • El legado de Isidora Antonio Ramos serán caminos en mal estado, acusaron pobladores.

Rafael Delgado.- A pesar de las “tomas” del Palacio Municipal y de otras manifestaciones, las calles de Jalapilla siguen en mal estado y en el abandono de la alcaldesa, Isidora Antonio Ramos, denunciaron vecinos del lugar.
Indicaron que la arteria Úrsulo Galván se encuentra en pésimas condiciones a pesar de que es altamente transitable, “por ahí circulan automóviles privados, de transporte pesado y del servicio urbano, cuyos conductores a diario deben de sortear los hoyos y otras trampas, a fin de prevenir accidentes”.
Aseguraron que durante los tres años que Antonio Ramos lleva en el cargo, en más de una ocasion le solicitaron su apoyo para obras de infraestructura, pero siempre se niega a atenderlos.
“Hicimos manifestaciones y reclamamos nuestros derechos, pero ellas simplemente nos ignora, a pesar de que se trata de la congregación más grande del municipio y la que genera el mayor porcentaje de ingresos”, explicaron.
Consideraron que a unos meses de la terminación de su período como alcaldesa ya no hará nada por ellos, “lo que nos resta es analizar mejor nuestro voto para el siguiente trienio”.