Xalapa.- Un hombre, quien se desempeñaba como Policía Federal en el estado de Querétaro, se convirtió en el primer asesinado del año. 

El efectivo fue ejecutado a balazos al interior de un domicilio, durante la madruga del 1 de enero, en el municipio de Hueyapan de Ocampo.

El incidente ocurrió en una vivienda situada sobre la calle Miguel Hidalgo, de la colonia Centro, a donde un solitario sujeto ingresó y disparó en repetidas ocasiones, contra Jacobo Manuel Cortez Jiménez, de 38 años de edad.

Familiares del hoy finado manifestaron que la víctima se encontraba sentada en una silla, cuando una persona del sexo masculino, empuñando un arma de fuego ingresó a la casa y le gritó que si se movía le iba a disparar a su familia.

Acto seguido dicho individuo disparó y luego huyó, dejando sin vida a Cortez Jiménez, de quien se dijo trabajaba como Policía Federal en Querétaro.

Tras lo ocurrido, elementos de la Policía Municipal acudieron al sitio y corroboraron el deceso de dicha persona, el cual presentaba al menos dos impactos de bala.

Personal de Servicios Periciales y detectives de la Policía Ministerial, acudieron al sitio y aseguraron un arma de fuego, calibre 9 milímetros y la cual se encontraba en el interior de una camioneta Jeep, de color negro, con placas de circulación FLY7723 del estado de Coahuila y la cual era propiedad del hoy finado.

Sobre el responsable del homicidio, nada se sabe, a pesar del operativo implementado por elementos policiacos.