Desde que el SARS-CoV-2apareció en nuestras vidas, los científicos han tratado de entender su comportamiento para conocer sus causas, síntomas o secuelas. Numerosas investigaciones fueron descubriendo que este virus afectaba a los riñones, los ojos, el hígado, los vasos sanguíneos o el intestino. Además, hay personas que afirman seguir padeciendo sus secuelas meses después de haberlo superado, pérdida del olfato y el gusto, delirios, fatiga crónica, mareos o dificultad de concentración.

Ahora, dos neurólogos especializados han llegado a la conclusión de que la COVID-19 afecta al cerebro y sus funciones, causando síntomas neurológicos alarmantes. En su estudio, publicado en la revista Seizure: European Journal of Epilepsy, buscan entender el impacto del COVID-19 en el cerebro, profundizando en las alteraciones que provoca.

Para ello, recopilaron datos de 84 estudios en los que se estudió a un total de 620 pacientes que habían dado positivo en coronavirus y se habían realizado un electroencefalograma (EGG), un escáner que utiliza electrodos conectados a la cabeza para registrar la actividad eléctrica del cerebro de una persona.