Córdoba.- A consecuencia de la tardía respuesta de los ayuntamientos de Córdoba, Orizaba y otros de la zona, para emprender acciones más estrictas y eficientes en la contención de contagios de Covid-19 en la ciudad, la pandemia se salió de control, confirmaron anoche médicos del IMSS en donde ya se habilitó un piso extra del hospital de Orizaba para recibir nuevos pacientes.
Fue hasta el pasado 8 de julio, cuando las autoridades locales decidieron endurecer las medidas de restricción. En tan solo una semana Córdoba pasó de 706 casos positivos y 51 decesos a 928 infectados y 71 finados. Se sabe además que el mercado Revolución es un foco de contagio y ya suman más de 20 locatarios muertos por este mal.
La situación es tan alarmante que ayer el secretario de Salud Federal, Jorge Alcocer Varela, anunció el envío de 100 respiradores para Córdoba y la región. En tanto, en Coatzacoalcos, Veracruz y Xalapa también la situación está critica y la “ola” de contagios es imparable.