CDMX.- De acuerdo con un artículo publicado por The New York Times, 239 científicos afirman que existe suficiente evidencia de que el coronavirus podría estar presente en el aire a través de pequeñas partículas capaces de infectar personas, sobre todo en espacios cerrados, por lo que urgieron a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a revisar sus recomendaciones.

Cabe mencionar que la OMS ha explicado que el coronavirus se propaga, principalmente, de persona a persona, a través de pequeñas gotas de la nariz o la boca que se expulsan cuando una persona con COVID-19 tose, estornuda o habla.

Según la publicación estadounidense, es posible que se necesiten máscaras en interiores, incluso en entornos socialmente distantes.

Asimismo, señala que los trabajadores de la salud pueden necesitar máscaras N95 que filtran incluso las gotas respiratorias más pequeñas mientras atienden a pacientes con coronavirus.

También expone que  posible que los sistemas de ventilación en escuelas, hogares de ancianos, residencias y negocios necesiten minimizar la recirculación de aire y agregar nuevos filtros potentes; incluso es posible que se necesiten luces ultravioletas para matar las partículas virales que flotan en pequeñas gotas en el interior.

En una carta abierta a la organización, que los investigadores planean publicar en una revista científica la próxima semana, 239 científicos en 32 países describieron evidencia que mostraría que partículas más pequeñas pueden infectar a las personas, detalló el NYT.

Para más información, adquiera mañana su periódico El Buen Tono.