CÓRDOBA.- A 16 días de que inicien las clases virtuales, a causa de la pandemia de Covid-19, los padres de familia que tienen a sus hijos en escuelas públicas han comenzado a cuestionarse: ¿qué pasará con el pago de las colegiaturas?, ya que el ciclo escolar 2020-2021, arrancará a distancia.

En ese sentido, la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), recomendó, tanto a lo jefes de familia como a directivos de los planteles educativos, acordar un monto específico respecto a los pagos de la colegiatura, así como inscripciones, pero que sea exagerado.

Debido a que la Ley no permite a la PROFECO establecer precios en ningún producto o servicio, insistió en llegar a un beneficio entre ambas partes, pues los alumnos estarán tomando clases desde el hogar a causa de la contingencia.

Hay que recordar que los menores tomarán clases a través de la televisión, con apoyo de Internet, radio, así como con apoyo de libros de texto y se diseñarán cuadernillos especiales para las zonas más alejadas del país, que no cuentan con la tecnología para llevar a cabo ese proceso escolar. Aunado a que los padres de familia deben absorber los costos de energía eléctrica y de las redes sociales, que no tenían contemplado en el mes de marzo que inició el confinamiento.

Por su parte, igualmente se consideró que durante estos meses los planteles escolares no deben quedar en el abandono en cuanto a su mantenimiento, pues aún no hay una fecha programada para el regreso a las aulas; sin embargo, deben estar en condiciones óptimas para el retorno de los estudiantes.