El innovador dramaturgo británico Peter Brook, descrito por el jurado como uno de los grandes renovadores de las artes escénicas, fue distinguido este miércoles con el Premio Princesa de Asturias de las Artes de 2019.

Nacido hace 94 años en Londres y afincado en Francia desde hace más de cuatro décadas, Brook “abrió nuevos horizontes a la dramaturgia contemporánea, al contribuir de manera decisiva al intercambio de conocimientos entre culturas”, destacó el acta del premio.

Su carrera despegó con la producción Marat-Sade en 1964, y deslumbró con la adaptación del poema épico indio Mahabharata en 1985. Sus numerosas e innovadoras producciones, tanto teatrales como de ópera, han sido reconocidas con los principales premios del teatro en todo el mundo.