Superiberia

Orizaba.- La directora general de la asociación Rizpah “nunca más sola” Alejandra Alicia Padilla Garza, manifestó que es grave la violencia que los menores de edad están recibiendo en casa como consecuencia del encierro, la pérdida de empleo, los pagos pendientes y que estrés a los padres de familia, sumado a la educación en casa. 

“Es complicado, porque depende de sus padres hemos tenido casos en donde el menor presenta violencia física, les hemos preguntado estando presentes los papás y el niño no sabe ni qué decir más que me cai y sabemos que no es cierto porque emocionalmente está mal, porque están temblando, te das cuenta por sus rasgos y señas que si hay una situación ahí, pero el papá o la mirada de mamá y no podemos hacer nada”, detalló. 

Vecino