in ,

EL MINUTERO

Superiberia

Andrés Timoteo
Columnista

LOS RELÁMPAGOS DE AGOSTO
Al igual que la novela de Jorge Ibargüengoitia que lleva ese título, el tema del momento tiene que ver con los caprichos y las falacias de un caudillo. Agosto será un mes para satisfacer las veleidades del tabasqueño Andrés Manuel López Obrador aunque éstas cuesten caro dinero y vidas. El día primero se realizará la costosa e inútil consulta popular sobre los funcionarios -que no los expresidentes- para ver ¿si son juzgados?. El evento costará más de 500 millones de pesos.
Lo anterior cuando decenas de niños que padecen cáncer está en riesgo de morir por la falta de medicamentos y el número de pobres se elevó en más de 10 millones en los dos años y medio que lleva el sexenio gubernamental. Además, como señalan los jurisconsultos: la ley no se consulta sino que se aplica. No obstante, la consulta es un ensayo para la movilización de la clientela electoral del régimen lopezobradorista más que tener como objetivo castigar a los saqueadores del erario.
Y a finales de agosto se obligará a los profesores y a los estudiantes a regresar a las aulas. En su gira por Veracruz, López Obrador ha dado la orden caudillesca lisa y llana: “va a iniciar el nuevo ciclo escolar llueve, truene o relampaguee”. Por supuesto que las razones que esgrime no son ni científicas ni socialmente responsables sino desprendidas de su soberana voluntad. Dice, por ejemplo, que los niños se enviciaron jugando videojuegos durante el tiempo que duró el ciclo a distancia y que ya no hay peligro epidémico, pues tan solo se tienen “pequeños rebrotes”.Todo eso son, claro, las falacias del caudillo.
México está en la tercera “ola” pandémica, los contagios se dispararon por miles y los hospitales en proceso de volverse a saturar con la diferencia que ahora los pacientes que requieren camas y respiradores artificiales son más jóvenes. Las mutaciones del virus van atrapando a la población de menor rango de edad, incluidos adolescentes y niños. Agosto inicia prácticamente con la mitad del territorio nacional, trece estados, en ‘semáforo naranja’ -entre ellos Veracruz- y la otra mitad, 15 entidades, en alertamiento amarillo.
Solo tres estados están bajo color verde y Sinaloa en rojo mientras la vacunación va a paso de tortuga y para colmo está el escándalo de 19.4 millones de vacunas embodegadas, sin ser aplicadas, o sea que hay un retraso de entre dos o tres semanas en el proceso de inoculación. ¿Entonces por qué tentar al azar pandémico enviando a millones de niños y jóvenes a las escuelas así como a cientos de miles de profesores y empleados?
Razones electorales no hay en lo inmediato, tal vez las económicas aunque la opinión generalizada es que se trata de un capricho de su Alteza Serenísima -como se hizo llamar otro del mismo apellido, Antonio López de Santana- que relampagueará en agosto sin importar los saldos mortales. ¿Los padres de familia aceptarán enviar a sus hijos a los focos de contagio? En ellos está el freno para el voluntarioso autócrata.
EL VIRUS LES DA RISA
Además de pasar a ‘semáforo naranja’, la entidad veracruzana se encuentra entre las seis que aglutinan la mayoría de los casos activos -más de 3 mil 500 – junto con la Ciudad de México, Estado de México, Jalisco, Sinaloa y Nuevo León, pero aún con eso se continúa en la pachanga irresponsable. Los decretazos del Ejecutivo estatal sobre la emergencia sanitaria son mera simulación, ya ni siquiera son el clásico “llamado a misa”.
Lo más grave es que el mismo gobierno impulsa los focos de contagio masivo como el que se dio el sábado en el World Trade Center de Boca del Río donde se realizó el ‘baile Covid’ para celebrar los 40 años del grupo musical “Los Ángeles Azules”, uno de los consentidos y apologistas de la llamada “cuarta transformación”. No hay virus que detenga a los aliados políticos.
De la misma forma, desde Palacio de gobierno se permitió y fomentó las fiestas en honor a María Magdalena en ‘Pueblo Mágico’ de Xico, que el jueves pasado tuvieron su día más concurrido con cientos de personas sin portar mascarilla ni guardar distancia prudente, que lo mismo participaron en celebraciones religiosas que se emborracharon en plena vía pública. Ahí tampoco hubo bicho que los asustara ni autoridad que atajara la expansión vírica.
El año pasado tampoco se suspendieron esos festejos y este año hasta tuvieron el respaldo directo de García Jiménez que el pasado 15 de julio sin pestañear afirmó ante la prensa “yo fui a Xico a corroborar si los restaurantes aplicaban las medidas sanitarias y la tienen, redujeron aforo, separaron sillas, mesas, no te dejan entrar si no llevas el cubrebocas y te echas gel, y si hay gente ya no pasas. Me percaté que están cumpliendo medidas sanitarias los restaurantes y comercios”.
Con esa afirmación tan insulsa, el gobernante irresponsablemente le dio permiso a la pandemia para infectar masivamente a los fiesteros de Xico. No hay que olvidar que en diciembre pasado, a la cuestionada alcaldesa de Xico, priista de origen, pero ahora convertida en una aliada y consentida del morenismo, Gloria Galván, también se le permitió instalar una “villa navideña” a la que acudieron cientos personas y cuando le cuestionaron sobre el peligro epidémico desparpajadamente dijo que la gente “si no se muere de una cosa, se va a morir de otra”.
Galván no es el único edil de ese talante insensato pues en varios municipios hay fiestas patronales, ceremonias religiosas, bailes populares, encuentros sociales y hasta reuniones partidistas -de Morena, claro- que han concentrado a multitudes para que se contagien a voluntad. En Coetzala, donde hace un año murió por la Covid-19 el alcalde Tirso Acahua Apale, ahora su sustituto, Joaquín Fortino Cocotle Damian, permitió la feria por las fiesta en honor a María Magdalena que incluye bailes populares e instalación de juegos mecánicos.
Lo mismo en Tehuipango donde el munícipe priista Rufino Contreras hasta coronó a la “Flor más bella” del municipio y a sus dos princesas frente a cientos de asistentes, todos sin mascarilla. Ahí cerca, en Orizaba, el alcalde Igor Rojí lleva semanas organizando pachangas en el Poliforum Mier pese a que el mismo edil ha informado de la seguidilla de 9 fallecidos por la peste en los últimos días. A estos alcaldes y a los funcionarios estatales la pandemia les da risa.
LÁMPARAS DE ALADINO
La otra noticia puntual de la gira que el presidente López Obrador realiza en Veracruz es sobre el tema de la inseguridad y el crimen organizado. Previamente a su llegada, la noche del viernes, el exalcalde de Juchique de Ferrer, exdiputado local y actual subprocurador del Medio Ambiente, Ernesto Cuevas Hernández, fue atacado a balazos por un sicario en Xalapa. El funcionario permanece internado en un hospital y el parte médico lo describe grave.
Fue, obviamente, un ataque con el sello del crimen organizado, sucedido horas antes de la llegada presidencial y en vísperas de que hoy lunes sesione la Mesa para la Coordinación de la Paz en la entidad con López Obrador al frente. Apenas la semana pasada, el propio tabasqueño había presumido el descenso de homicidios y ajustes de cuentas en Veracruz según por el cambio en la Fiscalía estatal y miren que lo reciben con el intento de ‘ejecución’ de un funcionario cuitlahuista.
Un par de días antes en Cosoleacaque otros sicarios mataron a la esposa de uno de los supuestos responsables del asesinato de la exalcaldesa Gladys Merlín y de su hija, Karla Enríquez, quien era precandidata de Morena a esa presidencia municipal y poco antes en Coatzacoalcos y Minatitlán inició una “ola” de atentados contra empresarios y trabajadores petroleros. Hasta pareciera que el crimen organizado se reportó, pasó lista, a sabiendas que López Obrador estaría en la entidad.
A pesar de la “ola” de violencia desatada, el gobernante local, Cuitláhuac García presumió ayer ante el mandatario federal que Veracruz ya no hay simulación en el combate a los criminales como se hacía en los gobiernos anteriores. ¿No es para reírse? También uno de los eventos que encabezó el tabasqueño ayer fue la inauguración del cuartel de la Guardia Nacional en Xalapa, uno de los cinco programados y hay cuatro en construcción, entre ellos el que se ubicará en Córdoba.
Y anunció que para el 2022 se destinará ¡¡50 mil millones de pesos!! a ese cuerpo policíaco-militar. Sin duda es el genio del cuento más costoso en la historia. ¿El genio del cuento? En efecto, porque la Guardia Nacional es como una leyenda urbana ya que todos saben que existe, pero nadie la ve actuar. Los delincuentes campean a gusto por todo el país dominando regiones enteras y sembrando la muerte y la desolación, pero los policías guardistas ni los combaten y ni siquiera los inhiben.
En los hechos, la Guardia Nacional es un mito genial y sus cuarteles son una suerte de ‘lamparas de Aladino’, nada más que a éstas por más que se les toque, flote y pida ayuda simplemente el genio no aparece para rescatar al sufrido. Ah y antes de concluir el segundo día de su gira, López Obrador les recetó otra burla rasposa a los veracruzanos pues les dijo que ‘si se tienen gobernantes honestos -aludiendo directamente a Cuitláhuac García- hay garantía que se logrará la paz, la tranquilidad y el bienestar”. Risas perversas, de su parte claro.

Vicente Guerrero

Dan 50 mil millones a Guardia Nacional

Rescatan a migrantes, viajaban en la caja de un tractocamión de transportes “Reyma”