CDMX.- El Oro cuenta con un gran patrimonio arquitectónico. Conozca el Palacio Municipal, construcción que destaca por sus líneas y decoraciones en los acabados de madera de su vestíbulo, donde también puede admirar el impresionante mural Génesis Minera, del artista mexicano Manuel D’Rugama, alusivo a los tiempos del
esplendor minero.

Al visitar el Teatro Juárez podrá disfrutar del estilo neoclásico con fachada de cantera rosa, que durante los años de bonanza llegó a presentar a intérpretes de opera como María Conesa o al tenor Enrico Caruso.

El Palacio Municipal y el Teatro Juárez son dos recintos con una clara muestra de la arquitectura afrancesada con estilos neoclásicos y art nouveau, tan popular en esta zona a principios del siglo XX, que sin duda debe conocer.

En El Oro podrá remontar en el tiempo, al visitar el Socavón San Juan y el Tiro Norte vestigios del esplendor minero de la época colonial que han sido magníficamente restaurados y te ofrecen una experiencia única.

Recorra el Museo de Minería, que le permitirá conocer más sobre cómo era la vida de los antiguos mineros y regresar en el tiempo al visitar la Antigua Estación de Trenes, que con sus techos de dos aguas y el mobiliario de antaño, le hará sentir en otra
época.

Si planea visitar este hermoso Pueblo Mágico del Estado de México, considere como punto obligado ir a la Presa Brockman, construida para apoyar la antigua actividad minera. Actualmente se puede andar en bicicleta, montar a caballo, hacer pesca deportiva o pasear en lancha mientras disfruta del paisaje boscoso y el aroma a pino y cedro. Además, se pueden practicar deportes de aventura en esta presa rodeada de maravillosos paisajes.

Después podrá recorrer sus pintorescas calles empedradas para llegar al tradicional Jardín Madero. Se trata de un apacible lugar, con encantadoras bancas y una densa arboleda, ideal para observar la vida cotidiana de este Pueblo
Mágico .

Su gastronomía es exquisita, la cocina local ofrece una excelente barbacoa y carnitas; o bien mole, rojo o verde, con carne de guajolote en sus distintos restaurantes, en el Mercado Municipal o en la Plaza Gastronómica.

Al visitar El Oro debe probar “La Chiva”, licor de hierbas y anís típico del municipio que de acuerdo a los lugareños cura el “espanto”. Si desea un magnífico y bonito recuerdo, no podrá resistirse a comprar una pieza de artesanía de ocoxal (hojas de pino secas), o bien unos deliciosos dulces regionales; también podrá encontrar las esferas navideñas, muebles, orfebrería y prendas y objetos decorativos teñidos en lana, así como trabajos de pailería y de madera para enseres de uso doméstico, que sin duda le darán un toque mágico a tu hogar.