por: Mauricio Flores / columnista

El pequeño margen de Raquel

Este martes salieron las bases de licitación para la compra consolidada de 1 millón 81 mil piezas de medicamentos y materiales de curación para los sistemas públicos de salud; hoy se realiza la primera junta aclaraciones para que este viernes se den respuestas a las dudas con el objetivo de hacer las asignaciones de 632 partidas médicas para empezar a abastecer a partir de marzo próximo: el margen de tiempo es muy estrecho para la organizadora de la compra, la poderosa oficial mayor de hacienda, Raquel Buenrostro.

La compra implicará un desembolso cercano a los 80 mil millones de pesos, con la finalidad de entregarse a 11 centros de distribución del IMSS, del ISSSTE y de la SEMAR, para luego ser distribuidos por sistemas logísticos contratos de manera independientes. Y de ella dependerá que no se registren desabastos como los observados en 2019. La eficacia con que se realice el concurso en estos días determinará la suficiencia del método de salud propuesto por el actual gobierno a través de la Secretaría de Salud que encabeza Jorge Alcocer.

¿Lo positivo de un concurso organizado a matacaballo? Que las entregas de producto serán mensualmente y que eventualmente los proveedores estarían garantizados al pronto pago y el eventual financiamiento a través de la banca de desarrollo ¿El riesgo? Que una porción considerable de la claves médicas, debido al escaso tiempo para generar respuestas oportunas por parte de los proveedores y que entren empresas internacionales que no cumplan con los principios de “piso parejo”.

Veremos.

IMSS: la fiesta en paz… por ahora

Como le informé, hace dos semanas inició el concurso (con estudios de mercado) para la contratación de los servicios de suministro de alimentos para todas las delegaciones del Instituto Mexicano del Seguro Social y que implica una erogación cercana a los 3,600 millones de peso. La nueva es que por ahora no hay nueva: el concurso en el instituto a cargo de Zoé Robledo se mantiene bajo los criterios de precio, calidad y garantía. Es decir, no se advierte favoritismo alguno hacia alguno de los cuatro concursantes que tienen la capacidad de compra y logística para abastecer alimentos requeridos por los millones de pacientes del IMSS y a parte de los miles de médicos y enfermeras que hacen frente a una demanda desbordada de servicios de salud. Por ahora, como es sabido, participan Entre los interesados, se sabe, figuran Surtipractic/El Sardinero de Juan Carlos Fernández; La Cosmopolitana de Elías Landsmanas; Escore de David Reyes Arvizu así como Gastronómica Gálvez de Ramón Gálvez que suelen hacer “nado sincronizado” en ese tipo de licitaciones. Veremos cómo concluye el concurso.

MCCI impugnará

Y la organización Mexicanos Unidos Contra la Corrupción que encabeza Claudio X. González no dice que impugnará la resolución con que la COFECE, que encabeza Alejandra Palacios, declaró insustancial la demanda que presentaron contra IUSA, de Carlos Peralta, por prácticas monopólicas en la venta a gobierno de medidores eléctricos que no fueron comprobadas. Lo dicho: el encontronazo viene fuerte.

@mfloresarellano

mflores37@yahoo.es