LONDRES.- Boris Johnson​, primer ministro británico, fue dado de alta este domingo del hospital St. Thomas de Londres, luego de una semana de estar internado por coronavirus, informó su vocero, sin embargo, seguirá la recuperación en su casa.

Antes, el primer ministro dijo que le debe la vida al Servicio Nacional de Salud que lo atendió tras contraer la enfermedad, en momentos en que se prevé que Gran Bretaña supere las 10 mil muertes cuando se den a conocer las cifras relacionadas con el virus.

“No les puedo agradecer lo suficiente”, comentó Johnson en su primera declaración pública desde que fue retirado de terapia intensiva el jueves por la noche. “Les debo la vida”, agregó.

Johnson, de 55 años, fue diagnosticado hace dos semanas, convirtiéndose en el primer líder mundial en contagiarse con la enfermedad.

Al inicio, sus síntomas de coronavirus eran considerados leves, con tos y fiebre, y trabajó desde casa durante los primeros días, pero fue ingresado al hospital el 5 de abril luego de que su condición empeoró.

Al día siguiente fue transferido a la unidad de terapia intensiva, donde recibió oxígeno, pero no fue conectado a un respirador. Pasó tres noches en la unidad, antes de regresar al ala normal del hospital.

Mientras está convaleciente, Johnson pidió al secretario de Exteriores Dominic Raab que maneje la respuesta de la nación a la pandemia que hasta el domingo ha infectado a por lo menos 1.78 millones de personas a nivel internacional, con 109 mil decesos.