Córdoba.- Ante la complacencia de las autoridades policiacas, el Mercado Revolución de Córdoba podría convertirse en un polvorín ante el riesgo latente de una desgracia, debido al acumulamiento de cohetes y explosivos de libre venta, que se ofertan tanto en el exterior como al interior del zoco.

Y es que en un recorrido llevado a cabo, se pudo observar que pese a los “operativos” llevados a cabo en días anteriores por uniformados de la Policía Municipal y de la Secretaría de Seguridad Pública, en varios locales se ofertan al por mayor explosivos o fuegos pirotécnicos.

Comerciantes expenden desde luces de bengala o cerillitos, hasta palomas, cañones y carrilleras de manufactura guatemalteca, que pueden provocar graves daños a la salud en caso de ser explotados en la mano o alcanzar la explosión diversas partes del cuerpo.

Los locatarios, inconscientes del peligro que esto representa, prefieren dar “dádivas” o la famosa “mochada” a las autoridades para que se hagan de la vista gorda y no sean molestados.

Lo extraño del caso es que uniformados de la Marina Armada de México, y de la Secretaría de la Defensa Nacional, patrullan a diario la zona del mercado, y pese a estar a la vista de todos los explosivos que se ofertan, no han llevado a cabo acciones de aseguramiento de los explosivos que ahí se venden impunemente.

 

De la redacción

EL BUEN TONO